top of page

La técnica musical y más...

"Estudio". Obra técnica para piano.


Esta horrible palabra: “técnica”, amarga la vida a los pequeños músicos desde sus comienzos. ¡Que pereza pasar el tiempo tocando escalas, arpegios y estudios!

En cambio, es importantísimo tener una buena técnica y muchos recursos y habilidades para poder expresar lo que la música nos quiere decir.

Además esta palabra temida está presente en todas las artes, en todos los deportes y en casi todas las habilidades.

Mi propuesta es buscar ideas y comparaciones en otros ámbitos culturales o deportivos para eliminar el aburrimiento.


Imaginemos que comenzamos a trabajar un estudio musical. Es el momento para plantearnos y asumir movimientos concretos y nuevos retos.

Aunque un estudio no necesariamente llegará a un escenario, no debe de ser peor trabajado y presentado que una obra de concierto.

Es aquí donde tomas consciencia del trabajo mecánico al detalle. Y seguro que te servirá para las futuras obras que interpretarás en público.

En muchos casos el resultado final de un estudio para piano (u otro instrumento musical) es un trabajo hecho a medias. El alumno se aburre y, con mucho esfuerzo y resistencia, solo lo ejecuta para cumplir el programa. No entra en su planteamiento el descubrir nuevos recursos o pulir detalles.


Los “estudios de concierto”, como los de Chopin, Listz , Rachmaninov o Skriabin... tienen mejor suerte. Por una parte, el contenido musical obviamente es más atractivo. Por otra, el pianista que aborda este repertorio tiene ya una conciencia musical más profesional y muchas referencias grabadas. Estos estudios se convierten en obras de repertorio para concursos y conciertos. Incluso algunos de ellos han adquirido títulos propios ( “Revolucionario”, “Mariposa”...)


Tristemente, en muchos casos los alumnos no tienen una gran idea de quienes son Cherny, Cramer, Clementi etc.,que tanto aportaron a la formación de un pianista y fueron maestros de algunos compositores importantes.


 

¿Y que pasa en otras materias cuando se trata de técnica?


En la PINTURA tenemos un análogo al estudio musical: el boceto. Una curiosidad: en ruso (también en francés) utilizamos la misma palabra “etude “ para una obra musical de contenido técnico que para el boceto de un cuadro.


El pintor no intenta reducir el tiempo de trabajo, ni hacer de una manera más superficial un boceto. Para él es un laboratorio de investigación, donde tomará conciencia de cada detalle. Allí encuentran su propio lenguaje y su manera personal de ver las cosas. Crea la idea del futuro cuadro desde su forma general hasta los detalles más pequeños.

Muchos bocetos de grandes pintores van acompañados de reflexiones y comentarios escritos, donde se plantean soluciones para futuros trabajos.


©Salvador Dalí. Fuente: https://www.tuttartpitturasculturapoesiamusica.com/2016/03/Salvador-Dali.html

 

En cualquier DEPORTE, el trabajo técnico está totalmente separado del partido o de la competición. Se dedica mucho tiempo a la perfección del tiro o del bote en el baloncesto, al saque en el tenis, a la recepción y al pase en el fútb